Maribel Santiáñez - MARSANSA


Herramientas de usuario

Mi cuenta


Información sobre la cesta de la compra



Compras

Los pedidos se deberán realizar de lunes a viernes bien a través de nuestra web o bien a través de nuestro teléfono de pedidos (942) 71 80 84, en horario de 9:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00.

Para que su pedido salga el mismo dia en que éste se realice se deberá confirmar por ambas partes antes de las 11:00 a.m., a partir de esa hora el pedido se enviará al dia siguiente.
Las entregas se efectuan a toda la peninsula antes de las 14:00 a.m. del día siguiente del envío del pedido a través de agencia y con servicio en frío. 

Los pedidos tienen el siguiente proceso:

1. Todo comienza desde que su pedido está correctamente confirmado por ambas partes.
2. Una vez confirmado y realizado el pago se procederá a la rigurosa selección de su pescado,marisco u otro producto por nuestro equipo.
3. El proceso de empaquetado se realiza separando los productos dentro de una caja de poliestireno que cumpla con la homologación sanitaria, y refrigerado mediante placa de gel para mantener los productos en perfectas condiciones durante el viaje.
4. El transporte se realizará mediante un servicio urgente en frío, dando total garantía en toda la península española.
5. Su pedido llegará a las 24 horas de haber realizado la compra a la dirección que nos haya indicado (siempre y cuando ésta se haya sealizado antes de las 11:00 a.m.) 

 

Consejos 

Siguiendo los consejos de Centro Europeo del Consumidor y algunas asociaciones de consumidores como la OCU es fácil perderle el miedo a comprar en Internet. Para empezar deberíamos saber que comprar por Internet no tiene por que tener menos garantías, realmente como consumidores tenemos reconocidos los mismos derechos y deberes que si comprásemos en una tienda tradicional. Así que las claves que nos deben guiar, como cuando compramos en cualquier otro tipo de establecimiento, son la prudencia, el sosiego, la precaución y la información sobre las condiciones de compra.

 

1. Dedícale tiempo. Dedica tiempo a la compra que vas a hacer, la prudencia siempre guía una buena compra. No es bueno comprar un producto en la primera web que ves, es mejor echar un vistazo a otras y comparar precios y condiciones.

2. Intuición. Más que intuición, sentido común. Nadie regala nada, ni en Internet ni en la calle. Así que si algo tiene un precio demasiado bajo para ser real, desconfía.

3. El sitio. No te fíes de las empresas que no tienen dirección física o que sólo facilitan un número de móvil para contactar. Si existe una dirección física trata de verificarla, revisa en un callejero si realmente existe. Observa también si el sitio contiene errores ortográficos, si es un negocio nuevo o desconocido, si hay algo en la web o en la publicidad que te parece excesivamente sospechoso o si nadie contesta al teléfono.

4. Webs extranjeras. Presta el doble de atención cuando se trata de un sitio web de otro país, ya que la legislación vigente en cuanto a política de privacidad o transacciones comerciales puede ser diferente. Si hay algún problema y se trata de un estado miembro de la UE puedes pedir información en el Centro Europeo del Consumidor, sino ponte en contacto con la embajada del país correspondiente.

5. Seguridad. Para saber si un sitio es seguro observa la barra de navegación, una web segura es aquella que lleva las letras "https://". La "S" del final indica que es un sitio seguro. También fíjate si a pie de página, en tu navegador aparece la imagen de un candado cerrado o una llave, eso indica que estás en una conexión segura. También es un indicador el lema "Secure Socket Layer (SSL)".

6. Condiciones. Infórmate bien de las condiciones de contratación o compra del producto. Las empresas están obligadas a ofrecer esta información si tienes alguna duda contacta con ellos. Debes informarte sobre qué ocurre si tienes que devolver el producto, quién corre con los gastos de envío, si hay restricciones geográficas en las entregas, formas de pago, etc.

7. Infórmate y lee. Lee detenidamente la política de privacidad y seguridad del sitio. Todas las empresas que ofrecen sus servicios en Internet deben explicar cuál es su política de privacidad y qué van hacer con nuestros datos personales.

8. Discreción, no des más datos. A la hora de comprar, se cauto y discreto, proporciona la mínima cantidad posible de datos personales. Evidentemente hay información como tu nombre y tu dirección que son necesarios para la compra. Pero es común que te soliciten más datos (como hábitos de consumo, números de teléfono, datos íntimos, etc.) esta información se suele utilizar con fines comerciales. Jamás contestes a una pregunta que crees inapropiada para tu compra, si te la exigen como obligatoria, busca otro lugar dónde comprar el producto.

9. Pagar. El pago por Internet tiene el mismo riesgo que las compras por teléfono o por catálogo. El modo más seguro es el pago contrareembolso, que trabaja con dinero en efectivo. De no existir esta opción, se puede pagar con tarjeta o con sistemas de minipagos como Pay Pal. El riesgo de la tarjeta es exponer nuestro número en una red como Internet, para ello es necesario que comprobemos que la conexión es segura. Afortunadamente cada vez más bancos implementan nuevos sistemas de seguridad (las contraseñas de pagos por Internet) que impiden que cualquiera que tenga nuestro número de tarjeta pueda hacer pagos por la red. De cualquier forma, es bueno verificar todos estos extremos.

10. Copias. Al finalizar el proceso de compra, debe aparecer una página que resume tu compra o incluso se te enviará un correo de confirmación. Conserva copias de estos justificantes de las operaciones que has realizado. Serán tu recibo y una prueba en caso de que haya que reclamar. También puedes imprimir la página en la que aparece la información de la empresa. Archiva esta información hasta que termine el periodo de garantía.